DEJANOS TU COMENTARIO

Cliquea al fnal de cada reportaje en comentarios y cuentanos

23 jul. 2011

Turquía Junio-Julio 2011

19 de Junio:

Como nos salía más barato coger vuelo y hotel en Madrid que desplazarnos en coche y pagar parking partimos de Asturias a las 11:45 horas de la mañana en un vuelo de Air Europa, a fin de pasar el día en la capital, pero al final no nos animamos y quedamos en el pueblo de Barajas.

El hotel “Clement Barajas” muy bien, 49€ la noche con lanzadera al aeropuerto y con un par de detalles de mucho agradecer, bebidas de cortesía en el minibar de la habitación y café con bollos de madrugada antes de coger el bus al aeropuerto aunque no llevásemos desayuno incluido. http://www.clementhoteles.com/en/barajas.htm

Muy cerca del hotel se encuentra la plaza porticada del Ayuntamiento, según llegas al fondo del lateral izquierdo hay un restaurante (el último), con mesas bajo el soportal que tienen menú de noche por 12,50€, bebida no incluida con varios 1º y 2º a escoger que no está nada mal.


20, de Junio


Salida vuelo compañía Swis Air Madrid-Estambul con escala en Zurich a las 09.35 hrs, con Llegada a Estambul a las 16:30

Salida el día 05.jul.2011 de Estambul a Madrid con escala en Munich a las 06.35 hrs con la compañía Lufthansa. Llegada 11:35

Precio: 322,98 € los dos

Lo primero que debéis hacer al llegar al aeropuerto de Ataturk, es sacar el visado (15€), para a continuación pasar el control de pasaportes que desemboca en un pasillo muy ancho que da a la zona de recogida de equipajes; recogidos estos seguís por el mismo pasillo hasta la salida. Una vez ahí fijaros en los carteles, metro a la dcha., pasando delante de una serie de cajeros donde podeis sacar vuestras primeras liras (aprox 2,25L= 1€). Siguiendo los carteles del metro bajareis una planta donde están los expendedores de las fichas para utilizarlo (jetón); coste 1,75 Liras, encontraréis dos botones, uno azul y otro verde, este último es el que debéis pulsar para obtener la ficha ó jetón.

La estación del aeropuerto, en la que nos encontramos, se llama Havaalani, tendremos que hacer transbordo en la estación Zeytinburnu. Y coger el tranvía T1 dirección Kabatas, tras el pago del correspondiente jetón (no hay pérdida posible, donde dejas uno coges el otro, sin salir de la parada), para bajarnos en la estación de Gulhane (anterior a la Sirkeci) el hotel está a 100 metros, para llegar a él seguir las vías del tranvía y daréis con la bocacalle enseguida.

Contando desde el aeropuerto incluida, 7 paradas hasta Zeytinburnu. Tranvía T1 16 paradas más. Ver web aeropuerto, en la que aparte del plano de los tranvías tenéis información muy práctica

. http://www.ataturkairport.com/en-EN/Pages/Main.aspx

Entre unas cosas y otras, hasta las 19:00 no nos pusimos en marcha, asi que decidimos pasear un rato para ubicarnos.

El hotel Maywood Hotel. (60€ noche) está situado estratégicamente, todo está muy cerca. Si del hotel partes hacia la dcha y cogeis la primera bocacalle, ó la 2ª (da=) a la dcha también iréis a dar con Sta Sofia No tiene pérdida, vais a pasar por delante de la parada donde os bajásteis, solo debéis seguir las vías. A mano izda. vais a encontraros con una cuesta empedrada, esta va a dar a la parte de detrás de Santa Sofia, al lado de la entrada al palacio de Topkapi, junto a la fuente de Ahmed III. Cogerla, bonita calle

.


Por esta zona tenéis un montón de restaurantes, y pastelerías que no nos parecieron tan baratos como nos decían. Por si os sirve de orientación botella grande agua una lira, sisha 10 liras, te manzana 1,50 liras, Baklavas 2 liras unidad lo más barato que vimos, suelen vender los dulces al peso y cuatro cosas que compramos 8€, nos pareció exagerado. Por los barrios los encontraréis más baratos.



Por cierto, el turco es dificilísimo, así que con merhaba (hola) y salam aleikum, tuvimos que conformarnos, pero como todo el mundo chapurrea el inglés sin problema.




21 de Junio Estambul

Hoy al levantarnos primer inconveniente, nos quedamos sin agua en la ducha, tras llamar a recepción y un buen rato de espera se solucionó el tema, la consecuencia fue que no llegamos a desayunar, que mirándolo bien nos vino hasta bien, ya que nos desayunamos en el parque que se encuentra entre Sta Sofia y la Mezquita Azul un café (1lira)y unos panes (1 lira) que compramos en un puesto callejero (buenísimos). Por cierto, aquí si no quieres tomar café turco, toca nescafé con leche en polvo, si quieres leche leche normal (natural milk), preparate a clavazo. Por ejemplo justo enfrente de ese kiosko un pub que hace esquina llamado Sultán, nos cobró por dos cafes con leche 17 Liras (8,50 €)


Una vez con la tripita llena visitamos la Mezquita Azul, cuyo acceso es gratìs, para a continuación dirigirnos a la agencia de viajes y recoger nuestros billetes de tren. El precio del billete fue de 65 Liras con el recargo de la agencia quedó 35 € , por cierto, esta agencia se encuentra muy cerca del hotel en el que nos alojaremos a nuestro regreso del circuito el Erten Konak (para repetir).






Tras obtener los billetes, tomamos rumbo a Sta Sofia, en la que había una cola terrible debido a los turistas de dos cruceros que habían llegado ese día, así que pasamos de entrar y como el palacio de Topkapi estaba cerrado al encontrarnos en Martes, nos dirigimos a la Cisterna de la Basílica donde pagamos si no recuerdo mal otras 15 liras por cabeza.


Al finalizar esta visita nuestra siguiente destino era la Torre Gálata, con parada previa en el puerto de Eminonu para tomarnos el famoso bocata de caballa asada (muy bueno), precio 4 Liras, que acompañamos con un doner de pollo de un puesto de enfrente (2,50 Liras), cocacola (2 Liras) y unos dulces que eran como rosquillas bañadas en miel de otro de los puestos (2 Liras).







Coste entrada Torre Gàlata 11 Liras; aquí recogimos opiniones de todo tipo en los foros y amistades a las que preguntamos, a unos les había encantado y a otros no les había dado más. Nosotros aplicamos la famosa frase “Vale más amar y perder que nunca haber amado” a nuestros viajes, así que vale mas entrar y que no te guste a no haber entrado, en definitiva a Vicky le encantó la vista (y eso que tiene vértigo), y para mi merece la pena, aquí van un par de fotos para ayudaros a decidir.





De ahí dimos un paseo hasta la plaza Taskim a través de la famosa avenida Istiklal.

En una calle paralela a esta avenida se encuentra el famoso Hotel Pera, en este se alojaban habitualmente personajes como Agatha Christie, Mata Hari, Greta Garbo y Ataturk, merece la pena la visita a su museo.



Nos hicimos las fotos de rigor en el monumento a Ataturk y mientras esperábamos el tranvía que recorre dicha avenida, charlamos con un paisano mayor que se creyó que era yo era Iraní. En este país entablar conversación con la gente es muy fácil, son agradables eso si, seguro que al final te dan su tarjeta para que pases por la tienda a comprarles una alfombra (no saben nada los tíos…)



Ya de regreso a cuando íbamos a cruzar el puente bajo un sol de justicia, un autobusero paró para comprar tabaco, así que le preguntamos si iba al otro lado del puente, el chofer, muy amablemente nos acogío bajo su seno y nos llevó al otro lado sin cobrarnos y …¡no nos quiso vender una alfombra!

Nuestra siguiente parada consistio en la visita a la Mezquita Nueva al lado de Eminonu tras lo que fuimos para el hotel, que se encontraba a un paso donde después de reposar nuestros doloridos pies diez minutos, sacamos fuerzas para irnos a cenar a un restaurante cercano, de estos que hay miles donde nos tomamos una parrillada de diferentes carnes (cerdo no por supuesto) y una pizza que estaba buenisima (48 liras).




Tras la cena paramos en una tienda de entre las millones que hay e hicimos nuestra primera compra tras el insufrible regateo. Nosotros no nos metemos en ese tipo de juegos, vemos lo que estamos dispuestos a pagar y de ahí no nos movemos, Vicky suele hacer de poli bueno, aliándose con el de la tienda y yo de poli malo no moviéndome del precio que estamos dispuestos a pagar. Por cierto dos cosas que os pueden venir bien, primero que tenéis muchos hijos, ellos lo valoran mucho y entienden el gasto que supone mantenerlos, y segundo decir que sois catalanes (la fama de tacaños llega hasta el Oriente, jeje). Si eres catalán, disculpa, también tenemos los asturianos fama de fanfarrones y borrachos sin serlo.


22 de Junio

Hoy volvimos a tener mala suerte con la ducha, y nos quedamos sin agua un buen rato, así que como no llegaba nos bajamos medio empijamados a desayunar, tras lo que tuvimos que llamar de nuevo a recepción porque el tema tardaba en resolverse. Es una verdadera pena este inconveniente, ya que el hotel está inmejorablemente situado, y las habitaciones están muy bien. No sabemos si el hecho de estar en el último piso puede haber influido, en todo caso si os decidís por este hotel, solicitar una habitación en un piso bajo. Nosotros, sinceramente no repetiríamos, ya que esta historia te hace perder un tiempo precioso.

Al final entre una cosa y otra no pudimos emprender ruta hasta cerca de las 11 de la mañana, primer destino Santa Sofía.



Coste de la entrada 20 liras. Como sabéis, no solemos hablar de los monumentos que visitamos, ya que en cualquier guía te lo describen mucho mejor, simplemente deciros que Sta. Sofia son 1.500 años de Iglesia y de todas las que hemos visto en nuestros viajes, que son unas cuantas, es de las que más nos impresionó. Las fotos no le hacen justicia.




Nuestra siguiente parada fue el palacio de Topkapi, entrada 20 liras. Muchas de las dependencias del palacio están habilitadas como museo, donde podéis ver la famosa daga que robaban en la película de Alfred, el famoso diamante spoonmaker. Para nosotros es imprescindible pagar otras 15 liras más por visitar el Harem, que se encuentra al lado izdo del 2º patio, ya que si no la visita queda a medias.






Después de pasar un calor terrible bajo ese sol abrasador en el palacio, hambrientos y cansados nos dirigimos a la calle Divanyolu Cadesi plagada de restaurantes bastante malos y caros la mayoría, por lo que entramos en uno que nos recomendaron al lado del McDonals llamado Seder, donde nos tomamos unos kebap iskender, ayran y cocacola por 33 liras que estaban muy ricos.

El ayran es una bebida de yogurt, a mi me gustó mucho, Vicky le ponía azúcar con el correspondiente flype de los parroquianos, ya que es una bebida un poco salada y ácida.

Como no nos quedaba mucho tiemo ya que esa noche partíamos rumbo a Ankara, nos pegamos una pequeña vuelta de reconocimiento por el Gran Bazar.



A continuación, recogimos las maletas en el hotel, tomamos el tranvía T1 hasta el otro lado del puente de Galata (estación de Karakoy), justo al lado derecho del puente tenéis el ferry que te lleva directamente a la estación de tren de Haydarpasa que se encuentra en la zona asiática. Coste un jetón que sacáis en las máquinas expendedoras que allí se encuentran. ¡Ojo!, ir con suficiente antelación, ya que la frecuencia de estos ferrys no es mucha. Nuestro tren salía a las 22:30 y aunque estuvimos a las 21:00 en el embarcadero, hasta las 21:30 no llegó, por lo que anduvimos un poco justos para coger el tren.





El coche cama bastante sucio y no funcionaba el aire acondicionado, por lo que tras muchas protestas de Vicky al revisor, consiguió que nos cambiaran la cabina por otra algo mejor.

Muy complicado encontrar buena información respecto horarios de trenes, recorridos, etc…. Una gran página en ingles es la siguiente

http://www.turkeytravelplanner.com/

Los billetes los compramos a través de una agencia de viajes turca de Estambul Abono por transferencia bancaria. Vicky es de la opinion que es mejor sacar el billete días antes, en la misma estación, comprobando que te toque una cabina nueva ya que los trenes van enganchados en vagones viejos y nuevos.

Backpackers Travel Agency

Yeni Akbiyik Caddesi, 30 - Sultanahmet, Istambul

Tel: +90 (212) 638 6343, or 638 6344, or 638 3746
Fax: +90 (212) 638 3922
info@backpackerstravel.net

http://www.backpackerstravel.net/


23 de Junio:

Sobre las 7:15 horas de la mañana arribamos a Ankara, la agencia de alquiler de coches quedaba lejos, por lo que tuvimos que coger un taxi, unas 10 liras

El coche lo contratamos a través de la web https://www.autoeurope.es/

National Car Rental

ankaya, Tunus Cd, 73, Ankara, Turquía


Coste por un fiat Albea diesel de mediano tamaño 301,37€ a lo que hay que añadir unos 130€ de sobrecoste que hubo que pagar en la propia agencia de Ankara por devolución en el aeropuerto de Izmir e impuestos.

El combustible en Turquía es muy caro, en la página siguiente podéis comprobar los precios del combustible en todos los países del mundo, me costó un “guevo” encontrarlo, http://en.wikipedia.org/wiki/Gasoline_and_diesel_usage_and_pricing#Typical_gasoline_prices_around_the_world

El precio de la gasolina supera las 4 liras y el del gasoil variaba entre las 3,15 liras y las 3,76 según la gasolinera, así que dependiendo de los km que hagáis os compensará ó no, hala, a echar números..

Nuestro destino ese día era la Capadocia, más concretamente Goreme, con paradas previas en:

Lago salado (Tuz gölü): Se encuentra de camino y merece la pena una parada en un complejo que encontraréis, lugar idóneo para remojar los pies y comprar algún producto exfoliante, si queréis mantener la piel de un bebe.



Derinkuyu: Una de las varias ciudades subterráneas que pululan por este area, al llegar a Nevsehir tenéis que coger una desviación de unos 20 km más ó menos. La entrada cuesta 15 liras cabeza.



Una vez visitada la ciudad subterránea nos dirigimos hacia Goreme, justo al pasar el pueblo de Uchisar vais a ver a la derecha, bajando hacia el valle unas tiendas de recuerdos con un amplio aparcamiento. Parar a tomaros un algo, ya que al otro lado de las tiendas, tenéis una especie de bar al aire libre con la que sea probablemente la mejor vista del valle aquí va la foto. (2 cafés 10 liras)



Nuestro alojamiento en Goreme por dos noches fue el Katpatuka hotel, precioso hotel, dueños acogedores, buen desayuno y muy bien de precio comparando con otras opciones. Además este hotel es un fiel reflejo de las construcciones del lugar, como lo aseveró el hecho de coincidir con un grupo de turistas a los que un guía llevo a visitar.

http://www.katpatukacave.com/index.html




Un inciso para los que vayáis a Capadocia, fundamental contratar hotel en Goreme.




En Goreme en la plaza antes de la mezquita tenéis una tienda de internet y venta de discos donde tras mucho regateo conseguimos que Hásam, su dueño nos grabase varios discos de música que costaban unas 30 liras cada uno por 5 liras unidad, además nos indicó dos lugares para cenar sin turistas impresionantes, así que para recuperarnos del arduo y fructífero regateo fuimos a gastarnos lo que nos ahorramos en los discos al Restaurante Express, al final del parque justo antes de la Mezquita a la dcha. Un mixto de varios pides (pizza turca), dos cazuelas una de pollo y otra de ternera que venían acompañadas de arroz y ensalada, 2 ayran (yogurt salado), Vicky con azúcar por supuesto, cocacola y agua, 35 liras, cenamos requetebien, para reventar.



24 de Junio

Mucho viajero recomienda pasar 2 o 3 días recorriendo esta zona a pata; cada uno es cada uno y a nosotros el plan de caminar bajo un sol de justicia lo que podíamos ver comodamente en coche nos parece pérdida de un tiempo precioso, pero sobre gustos no hay nada escrito.

Nos levantamos relativamente temprano, que estamos de vacaciones ¿no?,y nos dirigimos en coche al Museo al aire libre de Goreme que está a unos 4 km. Por el camino encontramos a una pareja de turistas sudando, así que paramos y nos ofrecimos a llevarlos, a lo cual no se resistieron. (lo dicho, coche sres.). Entrada 15 liras persona, guía audio en español 5 LT, merece la pena


A continuación nos dirigimos al Valle del Amor (Love Valley). Según salís del museo al aire libre y llegáis a la carretera principal teneis que tirar a la dcha en dirección Avanos, como a unos 2 km veis a la izda una desviación que reconoceréis porque está señalizado con una roca en la que aparece escrito algo de “Heritage….”, cogemos esta salida, a unos 100 metros y pico subimos una cuesta y a la izda veréis un camino señalizado con una flecha roja que casi no se ve (hay que estar muy atento, a nosotros nos costó encontrar el lugar), coger ese ramal de cabras podéis ir en coche y legaréis al famoso valle caracterizado por tener las estructuras rocosas forma de penes.


Nuestro siguiente destino fue el museo del valle de Zelve con sus chimeneas de hadas entrada 15 liras, para llegar allí volvemos a la carretera principal, tomamos dirección Avanos y cogemos una desviacion a la dcha unos 2 km antes de llegar vais a pasar por Pasabagi, famoso por sus formaciones rocosas, así que una parada rápida es obligatoria.


Tras las visitas nos dirigimos a Avanos en cuya entrada encontramos un supermercado en el que vendían los baklavas a 18 liras el kilo (en Estambul a 37 LT), así que nos compramos una caja bien llena de ellos para hacer frente al desgaste físico de tanta “caminata” con una buena ración de azúcar.

En Avanos, un precioso pueblo que bien merece la visita, famoso por su cerámica, un señorín de 85 años nos embistió con su coche al desaparcar.

Eel abollón no fue nada serio, pero el paisano tras bajarse un momento se aprovechó de la confusión reinante, para escapar simulando que iba a quitar el coche del medio. Vicky que fue rápida, le tomó la matricula y al ser conocido del pueblo no hubo problema en identificarlo. Aunque teníamos seguro a todo riesgo llamamos a la compañía la cual nos indicó que debíamos irnos a la jefatura de policía a presentar la correspondiente denuncia; así lo hicimos y nos pasamos unas horas muy agradables con el cuerpo de seguridad que no hablaban inglés, pero tras la llegada de a un intérprete nos tomamos unos tes, y charlamos de futbol, entre otras cosas, esperando a que se personase un representante de la compañía de alquiler del coche de otro pueblo cercano Urgup que quería comprobar el estado del vehículo.

Al final el asunto se dejó estar, ya que el abollón era pequeño y el señorín del pueblo muy querido por todos. Eso si, tuvimos algún inconveniente por haber abandonado el lugar del accidente, pero como lo hicimos por orden de la compañía, nos negamos en redondo a abonar 30€ que nos solicitaban, además contamos con el apoyo de esos buenos y entrañables agentes de policía e intérprete, a los que desde aquí enviamos un fuerte abrazo y nuestras más efusivas gracias.



Tras este episodio nos fuimos a pegar un homenaje al otro restaurante que nos recomendó Hásam, Capadocia Kebap House, justo detrás del Cyber de Hásam, en el que despachamos unas carnes guisadas en una vasijas de cerámica que denominan poterys a 17 liras cada uno, con acompañamiento de yogur, ensalada y arroz, mas una botella grande de agua, y nos invitaron a dos cafés con leche y un pan especial para acompañar el café ya que a Vicky le gusta tomar el café con pan.


La casualidad quiso que apareciesen por allí los dueños del Rte de la noche anterior “Express”, resultó que son hermanos los dueños de ambos restaurantes, así que estuvimos un rato charlando con todos, la verdad que para nosotros la Capadocia fue el lugar de Turquia que más disfrutamos.


25 de Junio

Partimos hacia Konya, ciudad santa, destino de perenigrajes y centro del misticismo Sufí con los misteriosos Derviches, pero a la media hora de salir recibimos una llamada de la dueña del hotel Katpatuka para avisarnos de que todos nuestros zapatos habían quedado en la habitación, así que deshicimos lo andado para recogerlos. Si ya habíamos puesto bien a este hotelito, con esto ya la nota es inmejorable.Parada obligatoria de camino es el caravanseray de Sultanhani, el mayor de Anatolia, entrada 3 LT persona y no os llevará mucho tiempo.




Arribamos a nuestro destino sobre las 16:00 horas. El Hotel Dundar no nos gustó, las habitaciones estándar limpias, pero mobiliario viejo que precisa de una renovación rápida, resultó el hotel más caro del viaje y el peor.

La distancia a los lugares de interés enorme, por lo que hay que coger taxi aprox 10 LT hasta el Museo Mevlana (3 LT, guía audio 3 LT).



Preguntamos a un guarda del museo Mevlana donde podíamos verlos bailar, ya que en internet no habíamos encontrado nada, indicándonos que teníamos posibilidad en el Mevlana Kultur Mercazi (justo enfrente hotel Hiltón), edificio en una gran explanada con techo gris. A la que llegaréis tomando la avenida de la puerta de salida del museo hacia la izda.

Si vais en sábado, como nosotros, podréis disfrutar a las 21:00 horas de un espectáculo de los auténticos derviches de forma gratuita. No es la típica representación que te pueden hacer en un restaurante pagando un pastizal, aquí se siente profundamente el sentido religioso y la tradición, lo único malo es que te pasas cerca de 20 minutos con una explicación previa en turco y francés, pero el resto impresiona.



Si os entra el hambre, en la avenida por la que os dirigís al Mevlana Kultur Mercazi, sobrepasándolo, en una bocacalle a la izda os vais a poder tomar una pide enoooorme, como podéis ver en las fotos adjuntas, y el precio baratísimo, 1 pide para los dos, 2 cocacolas, ensalada y un té 15 LT, aprox 7€.






Vamos que este día salió redondo y barato


26 de Junio


Hoy el día fue relativamente tranquilo, buena parte del mismo en ruta hacia Antalya, unas 4 horas. Señalar que las carreteras en Turquia no están nada mal, ya que la mayoría son de dos carriles para cada sentido, el único inconveniente es que encontramos un montón de ellas en obras, aquí tuvimos un pequeño incidente con coche ya que pasamos una zona que estaban asfaltando y llenamos el coche de brea, la cual es imposible quitar con un lavado normal. Paramos en una gasolinera y nos lo dejaron como nuevo por 50 Liras.

Parada breve en el pueblo de Side, lugar vacacional con buenas playas para estarse un par de días tostando la barriga.


Nuestra segunda parada tuvo lugar en Aspendos, cuyo teatro romano tiene fama de ser uno de los mejor conservados del mundo (parking 5 Lt, entrada 15 Lt persona).




En Antalya nestro hotel fue el Mediterra Art Boutique Hotel

Dir Barbaros Mah Zafer Sok No 5, Old town Kaleici, 07100 Antalya

Situación inmejorable en la ciudad vieja, de acceso restringido al tráfico excepto residentes y clientes de los hoteles, cuenta con un pequeño parking donde dejar el coche de forma gratuita, las habitaciones están muy bien y el personal es amable (muy recomendable).



Por cierto, según sales por la puerta bajáis un poquito la calle hacia la dcha y os encontráis justo después de atravesar un cruce una panadería a la izda donde nos tomamos dos cafes, 1 bollo relleno de crema de manzana y 2 backlavas por 3 liras, si señores, no llegó a 1,50 euros y estaba todo buenísimo. Por cierto, esta zona está llena de restaurantes muy guapos, pero si queréis comer barato mas os vale salir de las ciudad vieja.




27 de Junio


En Antalya teníamos reservadas 3 noches de hotel por lo que este primer día nos escapamos hasta la antigua Licia, más concretamente al pueblo de Demre lugar por donde desarrolló su actividad el verdadero San Nicolás, y donde se encuentra su iglesia. Entrada 10 Lt

.


En la cercana Myra, a unos 4 km de Demre, os encontraréis con un bonito teatro romano dominado por sarcofagos Licios y tumbas en las rocas, parking 5 Lt, entrada 10 Lt persona.



Ya de regreso hacia Antalya, acabamos el dia en Phaselia (Phaselis), antigua ciudad romana en un lugar fabuloso, rodeado de pinos y con hermosas playas, sito perfecto para tomar un poco el sol y darse un paseo tranquilo. Entrada 8 Lt persona, cierra a las 19:00 horas





28 de Junio

Visita obligada en esta ciudad son las cataratas Dunde, que se encuentran a unos 10 km. parking 2,50 Lt, entrada 2,50 Lt pp.




Tiene restaurantes dentro del area, por lo que un buen plan sería comer aquí. Nosotros fuimos bastante temprano ya que queríamos tener un dia de playa así que como no íbamos a comer a las 12:00 preferimos irnos a la playa y comer en uno de los restaurantes que pululan por allí , por cierto pedimos una especialidad de la región, meatballs, con una ensalada de tahine (con fabes ó habichuelas), que a Vicky no le gusto y a mí me encantó por unas 35 liras, no recordamos el nombre del restaurante, una pena.



En definitiva, nos pasamos el dia de playa, paseamos la ciudad tranquilamente, cenamos cerca del hotel en la terracita de un restaurante y finalizamos el día poniéndonos morados de baklavas en la panadería que os comenté anteriormente.


29 de Junio


Nos levantamos más bien tarde, así que hasta las 11:00 horas no partimos hacia Pamukkale. Donde llegamos pasadas las 15 horas. Nuestro hotel, el Melrose House, más bien una casa de huéspedes, no estaba nada mal, limpio, la decoración bastante particular, por cierto, sin tv en la habitación, pero muy bien de precio.

Comimos en el mismo hotel el famoso pollo asado que tanto elogiaban en los comentarios de Booking, ya que dada la hora tampoco era plan de ponerse a buscar restaurante, por lo que debemos destacar la amabilidad de la gente del hotel al abrir la cocina para preparárnoslo. El pollo acompañado de arroz, ensalada, etc… unas 32 liras, así que damos razón a los elogiantes, merece la pena.

Aunque la entrada al “Castillo de algodón”según dicen está a solo 10 min, vale más que llevéis el coche, no hay problema para aparcar en la entrada sin coste y seguro que después de todo lo que vais a caminar por el recinto, agradecéis no tener que patear hasta el hotel. Entrada 20 liras pp.





Piscina antigua 25 liras entrada aparte, nos pareció una pasada, de todas maneras cuando llegamos acababan de cerrar, así que no hubo opción de plantearnos la entrada.

Tras recorrer Pamukkale para arriba y Pamukkale para abajo nos encontramos a la salida a los primeros españoles, se trataban de Pili e Ignacio unos encantadores prejubilados y viajeros empedernidos que se estaban recorriendo Turquía en autocarabana, la verdad que según iban contando se nos ponían los dientes largos de todo los sitios que habían recorrido por esos mundos con su vehículo, así que si llega la deseada prejubilación estamos decididos a imitarles y tirarnos al asfalto durate meses y meses…

Desde aquí un fuerte abrazo a estos amigos.


30 de Junio


Objetivo próximo Kusadasi, aproximadamente 4 horas de coche. Aunque a mitad de camino nos encontramos la desviación hacia las famosas ruinas de Afrodisias, como estaban a 38 km, hicimos un alto y nos reunimos en consejo para dilucidar si merecía la pena hacernos casi 80 km para ver más piedras, a lo que tras mucha deliberación y ver las fotos acerca de este lugar que se mostraban en nuestra guía tomamos la decisión unánime de pasar del tema. No sé si habremos acertado, ya que muchos comentarios de internautas la ponen por las nubes, pero quien se fía, que hay mucha gente rarita en la red que pueden pasarse horas deleitándose mirando una piedra, yo en cambio, como mi sensibilidad es la de un alcornoque, me “ponen” más otro tipo de cosas.

En definitiva, nos dirigimos directamente hacia Efeso, por lo que nos dio tiempo hasta entrar y visitarlo tranquilamente. Ya habíamos estado hace 16 años, durante nuestra Luna de Miel (ver reportaje Grecia e Israel), nuestro crucero paró un día en Kusadasi, y guardábamos un gran recuerdo de este lugar, por lo que nos apetecía volver a visitarlo. Para mí es visita obligada y aunque no os gusten las piedras, este lugar os encantará seguro. Parking 7,50 liras, entrada 20 liras pp





Por cierto en medio del recorrido, se encuentra una especie de puerta que separaba la ciudad alta de la baja, pues bien, como veis en la foto, al atravesarla no os olvidéis de tocar ambas columnas, que según parece trae suerte



Nuestro hotel en Kusadasi por dos noches, fue el Alice Altinsaray, hotel de tres estrellas que no está nada mal, además, tienes la media pensión incluida, que el bolsillo agradecerá y el estómago también.


Fácil dar con él, cuando atravieses la ciudad y llegues al mar, tira a la izda, pasarás al lado del puerto donde atracan los cruceros y subirás una colina, es uno de los primeros edificios a la dcha. Las habitaciones son bonitas, solo tiene 3 fallos subsanables y que no impedirían que repitiésemos, que son:

Un solo enchufe en el baño, resto habitación cero.

Internet no funciona en las habitaciones , pero si en las zonas comunes, además como la terraza del restaurante está abierta las 24 horas, desde allí te conectas y te encuentras “divino”

El café y el zumo del desayuno intragables, pero el resto y la cena buffet muy bien, eso si la bebida no está incluida en la cena



1 de Julio


Hoy nos tomamos el dia de relax y nos dirigimos hasta Millia Park, una reserva natural en la que según la información puedes ver todo tipo de bicho viviente, incluidas ballenas y delfines; nosotros nos tuvimos que conformar con ver cerdos salvajes y disfrutar de un día de playa relajado. Entrada coche 10 Lt



Resto de la tarde tranquilamente por Kusadasi




2 de Julio


Hoy se terminaba nuestro tour en coche, pero antes de devolverlo en el aeropuerto de Izmir, donde teníamos reservado vuelo con una compañía de bajo coste hacia Estambul, Pegasus (muy bien), nos dirigimos a visitar la casa donde dicen que pasó sus últimos años la Virgen María acompañada de San Juan Evangelista (hermano de Santiago y el apostol más querido por Jesus), no recuerdo el coste de la entrada.



Nuestro hotel en Estambul para estos dos días que nos quedaban fue el Erten Konak, muy bien situado en la parte antigua al otro lado de la mezquita Azul y Sta. Sofia, un buen hotel en una bonita zona, de ambiente agradable y personal muy amable. Si volvemos a Estambul no tenemos duda, nos alojaremos aquí.



3 de Julio

Nuestro primer objetivo de hoy fue la visita a la impresionante iglesia de Chora. Esta muy a desmano, por lo que precisaréis coger un autobús cuya parada más cercana está al lado del gran bazar, no recuerdo el número, creo que 38 ó 39, pero averiguarlo es fácil, ya que al inicio de la calle Divanyolu Cadesi, (al lado mezquiza Azul), se encuentra una oficina de información donde os indicarán el itinerario.


De la que vais a coger el autobús, os encontraréis muy cerca del Gran Bazar, en la acera de la dcha con la tetería de las "tumbas" tetería que tanto se menciona y alaba en multitud de foros de internet. La teteria Çorlulu Ali Pasha Medresesi, la calle se llama Yeniçeriler Caddesi (es la misma calle Divanyolu, que cambia de nombre en ese tramo).

Tras este apunte informativo, volvamos a Chora, esta iglesia no es la podéis perder, ya que sus mosaicos son espectaculares, por lo menos a nosotros nos lo parecieron, que ya sabéis que de estas cosas culturales ni puta idea.




Después de comer por esta zona, nos dirigimos al famoso café de Pierre Lotti, nombre que se debe al escritor francés bla, bla…, para lo que cogimos otro autobús y un taxi. Baste deciros que se dice que son las mejores vistas del Cuerno de Oro y personalmente estoy de acuerdo, me gustaron más que las de la Torre Gálata.




Tras descanzar un rato en un murete, ya que fue imposible conseguir una mesa para tomarnos un té, bajamos en el funicular que sobrepasa el bonito cementerio de la colina hasta la mezquita del Sultán Eyup (en el barrio del mismo nombre), que se encuentra a sus pies, la mezquita más famosa y querida por los Estambulíes.







De nuevo pillamos un autobús y nos dirigimos a la plaza Taskim, volvimos a recorrer la Av/ Istiklal, nos comimos en una bocacalle al lado del pasaje de las flores en un puesto, unos mejillones rellenos junto a unas brochetas de calamar y tomamos rumbo hacia nuestro hotel dando por finalizado este agotador día




4 de Julio

Ya nos encontramos en el último día, lo primero de todo fue reservar el shuttle bus para el aeropuerto, nada más fácil, ya que al lado del hotel tenéis multitud de agencias de viajes que anuncian este servicio en grandes muppis en la acera, así que entré en uno de ellos y por 10 liras cabeza reserve el traslado, recogida a las 3:00 en el hotel. Esta es la mejor opción sin duda, un taxi puede costarte más de 15€, si partís de madrugada como nosotros.



Este día se nos planteaban dos opciones, ya que lamentablemente como podéis ver nos quedamos cortos y nos hizo falta un día más de estancia en esta ciudad.


La primera opción era el crucero por el Bósforo que se coge en el puerto de Eminou, en el muelle 3 llamado Bogáz Hatti donde se compra el recorrido largo. Sale a las 10.35 horas y regresa las 16:30 horas el pasaje cuesta 10 liras turcas. El barco llega a Anadolu Kavagi a las 12 de la mañana y hay tiempo para comer y hacer una visita al pueblo.a las 3 de la tarde vuelve de regreso a Estambul. Se recomienda tomar el yogurt que te venden en la parada de Kalinca.

Y la segunda por la que nos inclinamos forzosamente, ya que no llegamos a tiempo de coger el ferry, consistió en visitar el bonito Bazar de las especia.



Visita a la bonita mezquita e Rustem Pasha, junto al anterior bazar,que se encuentra en la parte superior de un edificio y cuya entrada por cierto es bastante difícil de localizar.



Visita frustrada al Palacio de Dolmabahce, ya que ese día (martes), cierra.

Para llegar al palacio fácil, solo necesitáis coger la línea de tranvía T1 hasta el final (Kábatas), camináis 5 min y ahí lo tenéis.


Aunque solo lo vimos por fuera, por dentro debe ser espectacular.



Dado el fracaso nos cogimos un bus y nos dirigimos hasta el barrio de Ortakoy, donde visitamos la mezquita junto al Bosforo y nos comimos unas patatas asadas rellenas de todo lo que podáis imaginar, mientras veíamos pasar los barcos.


Tras la reconfortante y cara patata asada (10 liras cada una), volvimos a nuestra base en Sultanhamet, cenamos en un chiringuito, nada del otro mundo y cuando ya estaban cerrados todos los bares, nos conseguimos un café y nos sentamos media horita en los bancos del parque que se encuentra entre Sta Sofía y la Mezquita Azul, hasta que se acercó la hora de volver al hotel y emprender el regreso a nuestro Xixón


En cuanto al tiempo, mucho calor por el día (tanto, que hinchamos como globos) y por las tardes temperatura fresca.


Nos vemos turisteando.
Silencio. Cierra tus ojos otra vez...
Acércate al recuerdo,
navegando nuevamente aquellos mares
tan lejanos;
intentando atrapar ese anochecer único...
alcanzando a descubrir lugares secretos
guardados solo para ti...

Otra vez: Cierra tus ojos... alumbra tu alma...
Volverás entonces a sentir
intensamente en tu ser
aquel fulgor de luz
junto a ti...
Aquel mágico viaje...!! aquel momento !!
Recuerda: VIAJAR ES VIVIR.

(A. Alonso Biscayar, gran poeta y buen amigo)